FESTIVAL INTERNACIONAL DE CORTOS VILLA DE PLENTZIA
SUNDAY, OCTOBER 9, 1977
Plentzia 48620


extra extra
VOL. VIII - 2019 EDITION

Conciertos VII

En Ediciones Anteriores | 29.6.2018

conciertosVII-rafarueda

RAFA RUEDA

Cantante y guitarrista Mungiarra. Músico de larga trayectoria, comenzó en 1992 como integrante del grupo Broken Bihotz haciéndose conocido más tarde como cantante y guitarrista de PILT. En 2003 inició su carrera en solitario con el disco “KEA” (Esan Ozenki 2003). Ya son 5 los trabajos que lleva publicados. El último, “ Hiri Kristalezkoa” (ELKAR2017), producido por Jon Aguirrezabalaga (WAS) con sonidos atmosféricos y bailables y que presenta en directo.
 

 
conciertosVII-rafarueda

KIMU TXALAPARTA

KIMU Txalaparta (Sergio Lamuedra, Txomin Dhers), lo formamos en 2012 con el proposito de explorar las diferentes posibilidades ritmicas, armonicas y melodicas del instrumento. En septiembre de 2016 presentamos nuestro primer disco «Kimu», con la txalaparta como instrumento solista. Ambos descubrimos nuestra pasion a los 15 años de edad, desde entonces hemos tomado parte activa en la evolucion del instrumento llevándolo a lugares tan diversos como Manila, Managua o Budapest.
 

 
conciertosVII-undramaenbilbao

UN DRAMA EN BILBAO

Música en directo: NEREA ALBERDI & ALVARO SEGOVIA
Nerea Alberdi, incansable violinista (Dr Maha´s Miracle Tonic, Rubia, Petit Cinema, Josu Bergara, o The Gospel Six…) y Alvaro Segovia (Cavaliere, ex – Atom Rhumba, Abraham Boba, Rubia, Smile o The Right Ons) unen fuerzas para ponerle la banda sonora en directo a esa pieza de 1923 que se proyectará el 27 de julio (viernes) en la séptima edición del MIKROFILM festival.
Un Drama en Bilbao se trataba de la crónica de un atraco llevado a cabo a un coche en el alto de Castrejana con la consiguiente persecución del responsable por las calles de Bilbao hasta el acoso en el puente del perro chico, frente al Ayuntamiento.
Pionero del cine vasco, Alejandro Olavarria Olavarria nació en febrero de 1896 en Erandio. Relojero de profesión. En la década de los años veinte le entró la “fiebre” del cine y se asoció con el fotógrafo Aureliano González para filmar la película Un drama en Bilbao. El fotógrafo aportó doce mil pesetas y Alejandro su instinto cinematográfico.
Para la filmación de este film, Alejandro construyó pacientemente un tomavistas imitando un modelo de la marca Gaumont; improvisó en su propio domicilio un cuarto oscuro para el revelado de la película, construyó una máquina para obtener el positivado y reunió a un grupo de jóvenes entusiastas del cine para llevar a efecto la película.